Emotivo, brillante y profundo, el hilo conductor del pregón han sido diez palabras como si fuesen las cuentas de un Rosario. “Como un niño que pronuncia sus primeras palabras”. Así se presentaba esta tarde en la iglesia de San Vicente…